Península Valdés, fue declarada como Patrimonio Natural de la Humanidad en diciembre de 1999 por UNESCO,
Debido a la gran concentración y diversidad de fauna marina.
Entre acantilados y extensas playas lobos y elefantes marinos, Ballenas, pingüinos, orcas desarrollan etapas vitales de sus vidas en diferentes momentos del año en este paraíso natural.